Cobro de atrasos: qué es y cuándo se declara

En qué consisten los cobros de atrasos

Cobro de atrasos: qué es y cuándo se declara

¡Hola a todo el mundo! Hoy en DNP Asesores, tu asesoría en Sevilla, Carmona y Sanlúcar, vamos a hablar de en qué consiste el cobro de atrasos y cómo debe actuar la empresa y el trabajador.

En primer lugar, ¿qué es el cobro de atrasos?

Se entiende por cobro de atrasos el momento en el que el empleado recibe rentas del trabajo. Por lo tanto, el trabajador debe incorporar estas rentas en el IRPF, además de la declaración complementaria. Cuando el empleado exige el pago de su salario una vez que lo pacte con la empresa, es lo que se conoce como fecha de exigibilidad.

qué es el cobro de atrasos

Actuación de la empresa

Si el pago no se ha producido, la empresa no está obligado a ingresar la retención. Una vez que eso ocurra, tiene que efectuar una retención fija del 15%. Asimismo, debe comprometerse a añadir los atrasos y la retención en el resumen anual del año abonado. Una vez hecho esto, debe señalar que esa parte del salario pertenece al ejercicio 2018.

En el modelo 190 de 2019 se deben declarar los salarios pendientes de pago en 2018 y en un registro independiente, los atrasos correspondientes de 2018.

¿Qué no son atrasos?

Es importante no confundir que, todos los atrasos que se reciban de años posteriores son cobros atrasados:

  • Se considera una diferencia salarial y no un atraso, al IPC real. El IPC real, se obtiene de la diferencia entre el IPC previsto a principios de año y el IPC final real.
  • Ocurre también con el pago de la nómina de diciembre y pago de un bonus anual. En el ejemplo del pago de la nómina de diciembre sólo se aplica cuando las nóminas se paguen en la primera quincena del mes siguiente.

Caso general: ¿cuándo se declara?

Como ya se comentó anteriormente, el trabajador tiene que presentar una complementaria cuando haya presentado la declaración del IRPF.

Ejemplo: Una empresa Y negocia con sus trabajadores que la paga extra que reciben en Navidad de 2018 se abonaría en 2019. Los empleados deben proceder del siguiente modo una vez vayan recibiendo la paga:

  • Si la paga se recibe antes del 2 de abril, los trabajadores deben añadirla en su declaración de 2018, junto con una retención del 15%.
  • Si los empleados han cobrado la paga entre el 2 de abril y el 1 de julio de 2019, sin embargo, todavía no presentaron el IRPF, los empleados pueden incluirla enla declaración.
  • Si la paga se recibe entre el 2 de abril y el 1 de julio de 2019, los trabajadores tienen que adjuntar una complementaria si ya han presentado el IRPF. Deben añadir también la retención y la paga.
  • Si los empleados han cobrado la paga después del 1 de julio de 2019, tienen que presentar una complementaria en el que su fecha límite es hasta el 30 de junio de 2019.

Resolución judicial

Es importante saber que, no existen retrasos ni intereses cuando se presenta la complementaria por el cobro de retrasos. Si no queremos llevarnos un susto con Hacienda, debe marcarse la casilla 108 del modelo 100 del IRPF cuando vaya a presentarse.

sentencia judicial por cobro de atrasos

Sentencia judicial dictada en septiembre de 2019. Ejemplo.

Sólo cuando el retraso por el cobro en una sentencia judicial haya sido resuelta, el salario tiene que imputarse en el IRPF siempre que en dicha sentencia judicial se haya debatido si el trabajador tenía o no derecho al cobro.

  • El atraso del salario debe incluirse como un mayor salario de 2019 cuando la sentencia judicial sea positiva para el trabajador.

Posibilidad del empleado de incluir el retraso en la declaración.

El trabajador puede incluir el retraso en su declaración siempre que la empresa indemnice el atraso del salario a inicios del período de declaración del IRPF de 2019 y 2020. Como es obvio, hay que presentar una complementaria del IRPF de 2019 antes del 30 de junio de 2021.

Tanto la empresa como el trabajador no deben estar de acuerdo en relación a la cuantía o procedencia para que ello ocurriese. El salario se imputará al año de su exigibilidad inicial si en la sentencia judicial no se considera lo anteriormente citado.

FOGASA

Si la empresa es declarada en concurso, sólo una parte del sueldo es pagado por el FOGASA. Es cierto que, esos pagos son de años distintos, por lo que el problema surge cuando en el certificado de la empresa, no se muestran los años de los pagos

Ejemplo:

  • Un empleado X cobró del FOGASA la cantidad de 12.000€ en 2018. No obstante, la empresa tenía que pagarle 6.000€ del año 2017 y 14.000€ de 2016. El empleado tiene que declarar 3.600 euros restantes en la complementaria de 2017 y 8.400 euros en la de 2016.

Desde DNP, gestoría y asesoría en Sevilla, expertos en asesoría y consultoría, esperamos que este post haya sido de utilidad. Si tienes alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

No Comments

Post A Comment

  Acepto la política de privacidad