El cheque y el pagaré: instrumentos de cobro útiles

El cheque y el pagaré - DNP Asesores laborales Sevilla

El cheque y el pagaré: instrumentos de cobro útiles

¡Buenos días! En el artículo de hoy del blog de DNP, asesores Sevilla, os hablaremos sobre el cheque y el pagaré, unos instrumentos que resultan muy útiles, sobre todo en épocas de crisis.

Es recomendable que el vendedor consiga del comprador un título cambiario (el cheque y el pagaré) para cobrar la mercancía. Esto sirve en los tiempos de crisis económica cuando el proveedor no está seguro de la solvencia y del perfil pagador de un cliente.

El cheque y el pagaré otorgan al acreedor unos derechos especiales para recobrar su crédito

el cheque y el pagaré - DNP Asesoría Sevilla

En los tiempos actuales de crisis económica cuando el proveedor no está seguro de la solvencia y del perfil pagador de un cliente, es recomendable que el vendedor consiga del comprador un título cambiario (cheque o pagaré) para cobrar la mercancía.

De esta forma, el proveedor verá reforzada la juridicidad de su crédito ya que la legislación otorga a los cheques y pagarés unos derechos especiales.

Además, esto permite al acreedor reclamar el pago ejercitando una acción cambiaria ante la jurisdicción competente lo que supone tener muchas más garantías de éxito.

En caso de impago de un cheque o de un pagaré la reclamación judicial del crédito será mucho más fácil y rápida puesto que el cliente moroso se encontrará con que sus posibilidades de defensa jurídica han quedado muy limitadas.

Sin embargo, vale la pena señalar que la emisión y entrega al acreedor de un documento cambiario como es el cheque o el pagaré ni extingue ni nova la relación jurídica fundamental subyacente entre deudor y acreedor.

Entretanto la acción derivada de la obligación primitiva quedará en suspenso.

La obligación primitiva queda en suspenso, pero no se extingue por la emisión del título cambiario (pagaré) para quedar sustituida por la obligación cambiaria.

La existencia de un documento de pago sin fondos también implica incumplimiento por parte del deudor ya que ha incumplido un compromiso de pago.

En estas circunstancias, el acreedor podrá ejercer una mayor presión en el momento de exigirle el pago de la deuda.

En caso de que el cliente retrase la liquidación de facturas vencidas, es recomendable que el moroso entregue pagarés o similares para reforzar los derechos de cobro del vendedor.

Diferencias entre los 3 documentos cambiarios

Las diferencias fundamentales entre los tres documentos cambiarios, es decir cheque, pagaré y letra son:

  • El cheque

Constituye una orden de pago incondicional y a la vista de un importe determinado en el momento que el emisor lo firma; existe una relación triangular librador/librado/tomador; es el instrumento más adecuado si lo que se pretende es realizar un pago inmediato.

  • El pagaré

Es una promesa de pago incondicional del firmante que se obliga él mismo a pagar una cantidad determinada, pero con un vencimiento futuro; no existe relación triangular sino dual firmante/tomador.

Es el título más cómodo para documentar uno o varios pagos aplazados.

  • La letra

Es un mandato de pago a favor de un tercero y aparece la relación triangular librador/librado/tomador.

Es el título más adecuado para cobrar de nuestro deudor cuando éste alega que no tiene liquidez pero que a su vez sus clientes le deben muchas facturas.

Con la letra podemos cobrar cuando nuestro cliente moroso actúecomo librador de la letra y hacer firmar como librado a su deudor.

Ahora bien, el inconveniente de la letra de cambio es que exige mayores requisitos formales y debe extenderse en papel timbrado oficial y hay que pagar al Tesoro Público.

Los títulos cambiarios además de tener un carácter probatorio de la deuda permiten al acreedor ejercitar una acción ante los tribunales que es muy expeditiva.

En efecto, el acreedor tiene la posibilidad de ejercitar la acción cambiario en un Juicio Cambiario.

juicio Cambiario: qué es y ventajas

el cheque y el pagaré juicio - DNP Asesores Sevilla
.

Es un procedimiento judicial privilegiado introducido por la actual Ley de Enjuiciamiento Civil en sustitución del antiguo juicio ejecutivo.

Las grandes ventajas del Juicio Cambiario es que permite obtener un requerimiento de pago y una orden inmediata de embargo preventivo de los bienes del deudor y al propio tiempo a la rápida creación de un título ejecutivo.

Otras ventajas del procedimiento cambiario son

  • Los motivos de oposición del moroso están muy delimitados por la ley.
  • En caso de oposición ésta se ventila con rapidez ya que se celebra una vista con los trámites del juicio verbal.
  • No existe límite máximo en la cuantía a reclamar.
  • Si no hay oposición en el plazo de diez días desde el requerimiento al deudor se obtiene un título ejecutivo
  • Se puede actuar contra el firmante del documento de pago y contra todos los obligados.

Las acciones cambiarias que tiene a su alcance el acreedor para ejercitarlas en un Juicio Cambiario se clasifican en dos grupos: por un lado, la acción directa, y por otro la acción de regreso.

La acción directa se dirige contra el deudor principal, que puede ser el librador de un cheque.

La gran ventaja es que para ejercitarla no es necesario que se haya levantado protesto o declaración equivalente.

Mientras que la acción de regreso se dirige contra cualquiera de las personas que han intervenido en el título, como puede ser el librador de una letra. Antes tiene que haber una declaración de protesto.

Esta acción puede ejercitarse simultáneamente a la acción directa. Los únicos inconvenientes es por un lado que los títulos cambiarios deben reunir todos los requisitos formales que establece la LCCH ya que de lo contrario no se considerarán documentos cambiarios.

Procedimiento Juicio Cambiario

El Juicio Cambiario se inicia mediante demanda sucinta a la que se debe acompañar el título cambiario y que se debe presentar ante el Juez del domicilio del demandado.

El escrito de demanda recoge la pretensión que se ejercita y solicita que se requiera de pago al deudor, se trabe el embargo preventivo y en su caso que se dicte auto despachando ejecución por el principal más intereses y costas.

El tribunal analizará la corrección formal del título cambiario y si lo encuentra conforme, el juez dictará auto requiriendo al deudor para que pague en el plazo de 10 días y ordenará el inmediato embargo preventivo de los bienes del deudor.

El embargo preventivo es una medida cautelar que constituye la piedra angular del procedimiento cambiario ya que asegura la efectividad de la sentencia judicial inmovilizando depósitos o activos financieros para cubrir la cantidad reclamada.

El embargo tiene un carácter temporal ya que no hay todavía auto despachando ejecución.

En el Juicio Cambiario el embargo preventivo se otorga por el tribunal al demandante sin la exigencia de los requisitos habituales.

Una vez admitida la demanda, el demandante puede señalar bienes concretos del demandado para proceder a su embargo.

No obstante, el demandado cambiario se puede oponer y solicitar su levantamiento en los primeros cinco días desde el requerimiento de pago.

 Y el juez a la vista de las circunstancias y de la documentación que se aporte, puede alzar el embargo.

Como medida precautoria, y al objeto de evitar la posible oposición del deudor cambiario al embargo preventivo, el tenedor puede levantar protesto notarial.

Otro mecanismo legal para blindar todavía más la acción cambiaria (cuando no se haya levantado protesto notarial) es la de hacer al deudor un requerimiento notarial de pago antes de iniciar la demanda cambiaria.

Esto es todo por hoy, esperamos que le haya gustado y puede seguir leyendo artículos similares en nuestro blog.

No Comments

Post A Comment

  Acepto la política de privacidad