¿Fraude fiscal o infracción tributaria?

infraccion tributaria

¿Fraude fiscal o infracción tributaria?

Esta semana desde DNP Asesores, asesoría en Sevilla, Carmona y Sanlúcar de Barrameda, vamos a ver qué actos constituyen una infracción tributaria y cuales tienen la consideración de delitos contra la Hacienda Pública, para que podáis distinguirlos correctamente.

¿Qué se entiende por infracción tributaria?

Para ello debemos de acudir al art. 183 de la Ley General Tributaria (en adelante, LGT), “Son infracciones tributarias las acciones u omisiones dolosas o culposas con cualquier grado de negligencia que estén tipificadas y sancionadas como tales en esta u otra ley”.

Son actos constitutivos de infracción tributaria, conforme viene establecido en la LGT, los siguientes:

  • Dejar de ingresar la deuda tributaria que debiera resultar de una autoliquidación (art. 191 LGT).
  • Incumplir la obligación de presentar de forma completa y correcta declaraciones o documentos necesarios para practicar liquidaciones (art. 192 LGT).
  • Obtener indebidamente devoluciones (art. 193 LGT).
  • Solicitar indebidamente devoluciones, beneficios o incentivos fiscales (art. 194 LGT).
  • Determinar o acreditar improcedentemente partidas positivas o negativas o créditos tributarios aparentes (art. 195 LGT).
  • Imputar incorrectamente o no imputar bases imponibles, rentas o resultados por las entidades sometidas a un régimen de imputación de rentas (art. 196 LGT).
  • Imputar incorrectamente deducciones, bonificaciones y pagos a cuenta por las entidades sometidas a un régimen de imputación de rentas (art. 197 LGT).
  • No presentar en plazo autoliquidaciones o declaraciones sin que se produzca perjuicio económico, por incumplir la obligación de comunicar el domicilio fiscal o por incumplir las condiciones de determinadas autorizaciones (art. 198 LGT).
  • Presentar incorrectamente autoliquidaciones o declaraciones sin que se produzca perjuicio económico o contestaciones a requerimientos individualizados de información (art. 199 LGT).
  • Incumplir obligaciones contables y registrales (art. 200 LGT).
  • Incumplir obligaciones de facturación o documentación (art. 201 LGT).
  • Incumplir las obligaciones relativas a la utilización y a la solicitud del número de identificación fiscal o de otros números o códigos (art. 202 LGT).
  • Resistencia, obstrucción, excusa o negativa a las actuaciones de la Administración tributaria (art. 203 LGT).
  • Incumplir el deber de sigilo exigido a los retenedores y a los obligados a realizar ingresos a cuenta (art. 204 LGT).
  • Incumplir la obligación de comunicar correctamente datos al pagador de rentas sometidas a retención o ingreso a cuenta (art. 205 LGT).
  • Incumplir la obligación de entregar el certificado de retenciones o ingresos a cuenta (art. 206 LGT).
  • Infracción en supuestos de conflicto en la aplicación de la norma tributaria (art. 207 LGT).

infracion tributaria fraude fiscal

Asimismo, las sanciones podrán agravarse si la Agencia Tributaria detectase, en el curso de un procedimiento tributario, el uso de medios fraudulentos por los obligados tributarios. Se consideran medios fraudulentos (art. 184 LGT) los siguientes:

  1. a) Las anomalías sustanciales en la contabilidad y en los libros o registros establecidos por la normativa tributaria.

Se consideran anomalías sustanciales:

  1. º El incumplimiento absoluto de la obligación de llevanza de la contabilidad o de los libros o registros establecidos por la normativa tributaria.
  2. º La llevanza de contabilidades distintas que, referidas a una misma actividad y ejercicio económico, no permitan conocer la verdadera situación de la empresa.
  3. º La llevanza incorrecta de los libros de contabilidad o de los libros o registros establecidos por la normativa tributaria.
  4. b) El empleo de facturas, justificantes u otros documentos falsos o falseados, siempre que la incidencia de los documentos o soportes falsos o falseados represente un porcentaje superior al 10 por ciento de la base de la sanción.
  5. c) La utilización de personas o entidades interpuestas por el sujeto infractor, con la finalidad de ocultar su identidad.

De igual modo, se podrán agravar las sanciones tributarias por la comisión repetida de infracciones tributarias. Se entiende que se ha cometido una infracción repetida cuando el sujeto infractor hubiera sido sancionado por una infracción de la misma naturaleza, ya sea leve, grave o muy grave, en virtud de resolución firme en vía administrativa dentro de los cuatro años anteriores a la comisión de la infracción (art. 187.1, a) LGT).

¿Qué se entiende por delito contra la Hacienda Pública?

Cuando la Administración Tributaria aprecie indicios de haberse cometido un delito contra la Hacienda Pública, por ejemplo, la que detecte la Agencia Tributaria en un procedimiento de inspección, puede liquidar de forma separada, por una parte los conceptos y cuantías que no se encuentren vinculados con el posible delito (que seguirán la tramitación ordinaria) y por otra, los que sí se encuentren vinculados con el mismo (que seguirán un procedimiento especial).

Asimismo, los delitos contra la Hacienda Pública son regulados por el Código Penal (en adelante CP) en los arts. 305 a 310 bis.

Constituyen delitos contra la Hacienda Pública (art. 305 CP), “el que, por acción u omisión, defraude a la Hacienda Pública estatal, autonómica, foral o local, eludiendo el pago de tributos, cantidades retenidas o que se hubieran debido retener o ingresos a cuenta, obteniendo indebidamente devoluciones o disfrutando beneficios fiscales de la misma forma, siempre que la cuantía de la cuota defraudada, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o de las devoluciones o beneficios fiscales indebidamente obtenidos o disfrutados exceda de 120.000 euros.

fraude fiscal infraccion tributaria

Será castigado con la pena de prisión de uno a cinco años y multa del tanto al séxtuplo de la citada cuantía, salvo que hubiere regularizado su situación tributaria en los términos del apartado 4 del art. 305 CP”.

Este delito se considera agravado, en los términos del apartado 1 del art. 305 bis del CP, si la cuantía defraudada excediese de 600.000 euros, se cometiese en el seno de una organización o de un grupo criminal, o bien se utilizasen personas físicas, jurídicas o entidades sin personalidad jurídica interpuestos, negocios o instrumentos fiduciarios o paraísos fiscales, entre otros.

En DNP asesores, somos expertos en asesoramiento en materia fiscal, contable, laboral y mercantil. Ante cualquier duda no dude en consultarnos, le ofreceremos un asesoramiento profesional y personalizado.

Este artículo ha sido redactado íntegramente por Juan Miguel Martín Verjillos, con el apoyo y la experiencia aportados por Juan Luis Pavón Guerrero y Jose Miguel Rojas Sanchez-Arjona.

No Comments

Post A Comment

  Acepto la política de privacidad