¿Qué es y cómo nos afecta el “peligroso” artículo 13?

artículo 13

¿Qué es y cómo nos afecta el “peligroso” artículo 13?

Seguramente habrás escuchado en los últimos meses todo el revuelo que se ha formado en torno al dichoso “artículo 13”. Muchos lo tildan de fatídico, amenazante, preocupante, e incluso hay quienes auguran el fin del Internet tal y como lo conocemos hoy.

Lo cierto es que el artículo 13 de la Directiva sobre los derechos de autor en el mercado único digital fue aprobado por el Parlamento Europeo y, si no queremos pasar por ignorantes, debemos conocer de qué va y cómo nos afecta como usuarios de la red global.

 

Conociendo el “temible” artículo 13

Es importante aclarar que una Directiva impuesta por la UE, como la que contiene al artículo 13, obliga a cumplir ciertas normas a todos los países miembros, pero no indica exactamente cómo. Los procedimientos no serán los mismos en España que en Italia, pero el resultado sí debe ser igual.

El artículo es polémico porque en líneas generales hace responsables a las plataformas de los contenidos que sus usuarios suban. Esto tiene un sinfín de implicaciones, por ejemplo, ahora Facebook, Youtube, Instagram o Twitter (solo por nombrar a las más grandes) deberán asumir las posibles infracciones a los derechos de autor que cometan sus usuarios.

El temor es generalizado porque el artículo se abre a muchas interpretaciones. Ahora las plataformas deberán aplicar filtros que limiten lo que se pueda publicar, incluyendo memes, parodias, sátiras y vídeos de protestas. Hasta los comentarios serían objeto de censura.

artículo 13

Pequeñas empresas, ¿las más perjudicadas?

Las pequeñas empresas que utilizan las plataformas digitales para promocionar sus productos o servicios serán unas de las más perjudicadas con el artículo 13, considerando que existirán muchas limitaciones sobre el contenido que podrán usar.

Incluso se habla de que no podrán usar ningún tipo de contenido que no sea original. Eso representa todo un problema a la hora de crear contenido audiovisual y seguramente se traducirá en un mayor coste.

Por su parte, las plataformas digitales emergentes lo tendrían más difícil, en beneficio de las grandes empresas que cuentan con más herramientas y más recursos económicos para filtrar contenidos.

¿La libertad de expresión está en juego?

Una de las mayores preocupaciones de los europarlamentarios que votaron contra la medida es que a pesar de que el artículo 13 habla de una supuesta protección a los autores, en realidad no los beneficia; y por otra parte, consideran que pone en riesgo la libertad de expresión en Internet en toda la UE.

El artículo 13 modifica una normativa que databa de 2001 y que resultaba obsoleta e insuficiente. La crítica se centra en que si bien era necesario hacer algo para proteger los derechos de autor, que por lo general, no perciben ganancias por sus creaciones, esta no es la forma correcta porque menoscaba las libertades de millones de personas.

Como simples usuarios ya no hay mucho que podamos hacer, más que esperar porque su aplicación se haga efectiva para ver realmente las limitaciones que hay a la libertad de expresión; o unirnos a las diversas iniciativas que están surgiendo y buscar la derogación de la norma.

Si quieres informáte más sobre este artículo y las posibles repercusiones que puede tener para ti o para tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nuestra asesoría de Sevilla, sin compromisos.

No Comments

Post A Comment

  Acepto la política de privacidad